El Ministerio de Defensa nego la intencion de adquirir armas a Estados Unidos

El Ministerio de Defensa negó categóricamente que la Argentina esté en plan de adquirir armamento militar por 2.000 millones de dólares a los Estados Unidos.

En un comunicado, la cartera de Defensa informó que el listado de armamento dado a conocer por diversos medios periodísticos tiene carácter exploratorio, genérico y público y de ninguna manera se trata de una lista de materiales a adquirir.

La extensión del listado, que incluye material en uso de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, obedece a la inquietud de conocer las posibilidades de acceder a programas de cooperación y/o ayuda militar que requieren del visto bueno de ese país, motivo por el cual contempla distintos proveedores y no está valorizado, justamente porque no guarda relación con el planeamiento presupuestario nacional.

El comunicado agrega que la actual gestión del Ministerio de Defensa recibió el área en el peor estado de su historia, por lo que no debería sorprender la exploración en los programas de ayuda militar disponibles, esto no implica la intención de compra ni conlleva la capacidad financiera para hacerle frente.

En materia de equipamiento militar los planes de adquisición son de largo plazo y, cuando los recursos son escasos, es necesario estar atento a las oportunidades y a los ofrecimientos de otros estados, y no sólo de Estados Unidos, ya que también se trabaja con listas de otros países.

Las necesidades de las FFAA para reemplazar el material obsoleto o desprogramado y recuperar capacidades perdidas no es nueva ni inherente a esta gestión.

Durante 2009 y 2010, se llevó a cabo un Ciclo de Planeamiento de Defensa Nacional, dispuesto por el Poder Ejecutivo, a partir del cual el Estado Mayor Conjunto de las FFAA elaboró un Proyecto de Capacidades Militares (PROCLAMIL), en el que se describían los sistemas de fuerzas y medios necesarios para conformar las capacidades de las fuerzas.

Ese proyecto dio lugar en 2011, al Plan de Capacidades Militares (PLANCAMIL), que preveía valores para cubrir necesidades del orden de los 8.000 millones de dólares. Ya en 2015, se solicitó a Estados Unidos precio y disponibilidad de aviones F-16.

Para finalizar, el Ministerio de Defensa negó la intención de compra de todo el armamento militar expuesto en el aludido listado y aclaró que sólo la adquisición de los aviones de entrenamiento Texan T6 destinados a la FAA se encuentran en un proceso avanzado de adquisición.

Anuncios