El Banco Nacional de Datos Genéticos colaboró en la restitución del nieto 122

La directora del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), Mariana Herrera Piñero, participó en la conferencia de prensa a cargo de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, donde se comunicó la restitución de la identidad del hijo de Enrique Bustamante y de Iris Nélida García Soler, nacido en el centro clandestino de detención de la ESMA. El BNDG ha colaborado en 74 restituciones de las 122 que resolvió Abuelas hasta la fecha.

Durante la conferencia de prensa, Carlotto expresó: “Al momento del secuestro, Iris estaba embarazada de tres meses, había llamado a sus padres para avisar que iba a pasar de visita, pero luego canceló el encuentro y su familia nunca más supo de ella, ni de su compañero, ni del niño que debió nacer en julio de 1977. Gracias a la perseverancia de nuestra búsqueda y a la labor de la CONADI, hoy el nieto 122 puede conocer la verdad sobre su origen”.

Por su parte, Herrera Piñero destacó: “Así como Abuelas cumple 40 años, en junio el Banco cumple 30. En estos años de existencia, el Banco ha sido una institución viva, porque se ha ido acomodando a las nuevas tecnologías: se comenzó con la histocompatibilidad y terminamos hoy en día con un montón de marcadores genéticos. Son esas nuevas tecnologías las que permitieron obtener resultados como esta restitución”.

La investigación surgió a raíz de la denuncia por desaparición forzada, presentada por el padre de Iris Nélida García Soler, quien estaba embarazada al momento de ser secuestrada. Finalmente, la CONADI logró determinar que la joven y su compañero, Enrique Bustamante, fueron detenidos en el centro clandestino “El Atlético” y que García Soler luego fue trasladada a la ESMA para dar a luz.

Anuncios