El rompehielos Almirante Irízar realiza una navegación de ajuste luego de 10 años de inactividad

El rompehielos Almirante Irízar zarpó este mediodía del Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), para realizar una navegación de ajuste de propulsión luego de ser sometido a un proceso de reconstrucción y modernización tras el incendio sufrido en el 2007 que lo dejara fuera de servicio.


Durante la navegación se llevarán adelante verificaciones y ajustes de sistemas, equipos y motores de propulsión para evaluar su respuesta ante diferentes exigencias.

Se trata de un paso fundamental en el proceso de las Pruebas de Aceptación tanto de Puerto (H.A.T. – Habor Acceptance Test) como de Mar (S.A.T. – Sea Acceotance Test) y de Hielo, que permitirá obtener la certificación final del DNV y entregarlo para la fuerza naval antártica a la Armada Argentina.

Tras el proceso de reconstrucción y modernización, el Almirante Irízar se convirtió en un rompehielos único en el hemisferio sur; incorporó tecnología de última generación, duplicó su capacidad de transporte de G.O.A. (Gas Oil Antártico) e incrementó en un 600 por ciento la cantidad de espacio dedicado específicamente a la investigación científica. 

Anuncios