Argentina y Paraguay ponen fin al conflicto por Yacyreta 


El Acta de Entendimiento que firmaron hoy los presidentes Macri y Cartes resuelve las deudas surgidas entre ambos países y la empresa desde 1992, año del acuerdo anterior.

Pone las bases para ampliar y modernizar el parque generador de la central, especialmente en la expansión de las obras en el brazo Aña Cúa.

Fija una escala de precios para reducir el costo de la electricidad sin afectar su eficiencia y también establece el cálculo de compensaciones por territorios inundados a futuro por la represa.

La deuda total del Ente Binacional Yacyretá hacia la Argentina por la construcción de la hidroeléctrica es de u$s17.259 millones incluyendo us$9.990 millones en intereses devengados desde 1992.

A su vez, Yacyretá reclama a la Argentina us$3.015 millones por la energía recibida.

Yacyretá adeuda en concepto de compensaciones previstas por el tratado original, us$663 millones a la estatal argentina EBISA y us$634 millones a Paraguay y su empresa de electricidad.

Según el acuerdo, la Argentina condona los intereses y cobrará el saldo de us$4.084 millones, más un mecanismo de actualización previsto en un plazo de repago a 20 años, con 10 de gracia.

Además de garantizar el suministro de energía para los próximos años, el acuerdo impulsa las inversiones necesarias para construir la central de Aña Cúa, con tres turbinas que permitirán generar casi un 10 por ciento de energía adicional, lo que representa 1760 gigavatios/año.

También servirá para modernizar y ampliar la central actual, renovar las 20 turbinas actuales y agregar tres a la línea de generación.

Con una capacidad instalada de 20.000 gigavatios por año, Yacyretá es el principal generador de electricidad del país, con un aporte del 13 por ciento sobre el total. El 87 por ciento de su producción es consumido en Argentina y el restante 13 por ciento en Paraguay.

 

Anuncios